Reforma integral en Gros

Vivienda de 70m2; salón, cocina, 3 habitaciones, baño y aseo.

Contaba de con una distribución en la que hall y pasillo cobraban demasiado protagonismo. Nuestro reto ha sido dotar de más metros a la zona de día y así conectar espacios tan separados de origen, como eran la cocina y el salón reduciendo al mínimo los espacios distributivos.

Una familia joven y con las ideas claras que han querido dotar a su vivienda de personalidad. Sacando a relucir la estructura de hormigón, para combinarlo con material porcelánico y suelo en color roble claro. En cuanto a la iluminación, se ha optado por una combinación de focos empotrados y fosas de luz indirecta tanto en sala como habitaciones, creando una sensación cálida, de mayor luminosidad.